Mostrando las entradas con la etiqueta Dios y la escuela. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta Dios y la escuela. Mostrar todas las entradas

18/12/14

Ni religión, ni política ni deportes.

"Los seres humanos somos esclavos de nuestras pasiones"


Cuando los docentes llevamos nuestras pasiones al aula podemos tener graves problemas:
Por ejemplo: tu club deportivo favorito, tu partido político en el que crees ciegamente, o elodio que sientes por todos los partidos politicos, a esto sumemos la religión y todos los temas relacionados con la fe. 

De ahí que nuestro post se titule: NI RELIGION, NI POLITICA, NI DEPORTES.
Los que tenemos la oportunidad de conocer muchas escuelas y colegios y escuchar a muchos docentes cuando estan con sus alumnos podemos asegurar que estos temas estan más presentes de lo que deberian en las aulas. 
Aceptar la pluralidad, lo diferente debería ser una de las enseñanzas que se promuevan en las escuelas, pero cuando gana tu equipo  (el del docente) deportivo favorito, si odias al presidente de turno o eres muy devoto de un santo o de una figura divina, tanto como para olvidar que esas pasiones no se llevan a la escuela, empezaras a tener problemas sin saber de donde vienen. 
Cuando una familia es tan fanática como el docente se presentan los problemas; las quejas, los llamados de atención y las situaciones incomodas. 
Podemos lidiar con las pasiones, pero no podemos convencer a otros de nuestros gustos y preferencias politicas, religiosas o deportivas.
Estimado colega abstengase de llevar a su lugar de trabajo sus pasiones y gustos, sobre todo de los temas mencionados, podemos hablar de historia, de temas de actualidad, de antropología sin necesidad de caer en nuestras preferencias; aprendamos la tolerancia y sobre todo trate de que sus estudiantes sean y se sientan libres de expresarse, de manifestarse sin que la opinión docente signifique algo. 

Aceptemos con humildad que a veces nos dejamos llevar y la escuela no es la escuela de cuando eramos estudiantes es un  lugar de trabajo donde somos figura, autoridad y modelono un compañero más.

Cuentanos si puedes manejar estos temas con tus estudiantes ¿cómo te arreglas?