Mostrando las entradas con la etiqueta lenguaje. Mostrar todas las entradas
Mostrando las entradas con la etiqueta lenguaje. Mostrar todas las entradas

26/12/15

100 Actividades para desarrollar el lenguaje.




El lenguaje es para todo ser humano vital para comunicarse; cuando se es pequeño el lenguaje requiere práctica cuando la pronunciación de algunas palabras o consonantes no se expresa como corresponde para poder ser comprendido por los demás. 
Es conveniente aclarar que estas falencias verbales son observadas y detectadas en los primeros años de escuela; las razones son sencillas, lo que en casa resulta gracioso y poco evidente en la escuela es un problema, no es el niño hablando como bebé, es un niño con problemas de pronunciación.
La boca, los dientes, la lengua, la gesticulación correcta son algunos de lo9s factores a considerar; en este post compilamos varias actividades para trabajar distintos tipos de problemáticas, es my útil para profesores de primaria, para madres y padres pero sobre todo es importante estas acciones para el estudiante con dificultad. 


Para poder articular bien los sonidos, necesitamos tener el tono orofacial en perfecto estado de acuerdo con nuestra edad. Para ello, debemos realizar una serie de ejercicios o movimientos con los labios, la lengua, el paladar… es decir, una especie de gimnasia facial al igual que fortalecemos el resto de nuestro cuerpo haciendo Educación Física o yendo al gimnasio. 

La web maestros de audición y lenguaje nos propone una serie de ejercicios para trabajar el lenguaje:

EJERCICIOS PARA FAVORECER LA PRÁCTICA DEL LENGUAJE: 

1. GESTOS FACIALES 
Objetivo: Fomentar la movilidad facial.
Actividad: El terapeuta le propondrá al niño que abra y cierre los ojos unas veces más lento y otras veces más rápido.
Actividad: El terapeuta le dirá al niño que guiñe los ojos con el fin de imitar la movilidad facial del niño.
Actividad: El terapeuta le dirá al niño quiñe alternativamente un ojo y después otro.
Actividad: El terapeuta le dirá al niño que frunza la frente, con la sensación por ejemplo de “estar asustado”, “estar enfadado”, o “estar sorprendido”.
Actividad: El terapeuta le pedirá al niño que haga muecas como por ejemplo: boca malhumorada, boca contenta, carrillos hinchados, también que mueva la lengua por las comisuras, que se lama los labios, hinche las mejillas con la lengua, haga sonidos de succión…
Actividad: El terapeuta le pedirá al niño que siga con la vista sin mover la cabeza una vela, un objeto o un dibujo.
Solo para niños que tengan buenas posibilidades de realizar movimientos activos
Materiales: Una vela, un objeto o un dibujo y espejo.

2. PRAXIAS LINGUALES
Objetivo: Reeducar patrones musculares inadecuados. Mejorar el control de los movimientos de la lengua para hacerla mas precisa y eficaz.
Actividad: El niño saca y mete la lengua con los labios cerrados.
Actividad: El niño realiza una serie de cinco movimientos en los que se saca la lengua, abriendo simultáneamente la boca; al meter la lengua, cerrará la boca.
Actividad: El niño hace vibrar la lengua entre los labios.
Actividad: El niño realice ejercicios circulares dentro de la boca cerrada, como si tuviera un caramelo grande.
Actividad: El niño eleva la punta de la lengua hacia la nariz y la baja hacia la barbilla.
Actividad: El niño limpia las encías con la lengua, teniendo los labios cerrados.
Actividad: Barrer los labios por fuera con la puntita de la lengua lentamente.
Actividad: Sacar la punta de la lengua alternativamente por las comisuras de los labios.
Actividad: Doblar la lengua contra los incisivos superiores y luego contra los incisivos inferiores.
Actividad: Enroscar la lengua hacia atrás con y sin ruido.
Actividad: Mover la lengua de una comisura de los labios hasta la otra.
Actividad: Dar golpes con la lengua contra el paladar.
Actividad: Barrer el paladar de delante hacia atrás.
Actividad: Barrer con la lengua la zona inferior de la cavidad bucal.
Actividad: Tocar con la punta de la lengua los incisivos superiores e inferiores alternativamente. Procurar no mover la mandíbula.
Actividad: Juntar los bordes de la lengua y formar un canal.
Actividad: Introducir la punta de la lengua en una gomita de ortodoncia y retraerla con la boca abierta sin que toque los dientes ni los labios y sin levantarla. La lengua se ensanchará y la gomita se retraerá sola.
Actividad: Colocar una goma sobre la punta de la lengua para que la sostenga tocando arruguitas mientras realiza otra actividad. Igual con dos y tres gomas.
Actividad: Colocar el depresor en la punta de la lengua procurando que no se caiga. El niño debe, mediante movimientos de la lengua, introducirlo hacia atrás hasta que provoque reflejo de arcada y sin la ayuda de los labios y los dientes. Se puede sustituir el depresor por un grisín en caso de que su contacto resulte especialmente desagradable.
Actividad: Intentar lamer un caramelo de palo. El logopeda lo sitúa a diferentes distancias y diferentes lugares: delante, drcha, izquda, arriba, abajo, respecto a la boca del niño.
Actividad: Lamer jalea, leche condensada, yogur sobre el labio o una cuchara.
Actividad: Mantener un trozo de chocolata sobre la arruga palatina y deshacerlo.
Actividad: Juntar migas de pan en un plato con la punta de la lengua.
Actividad: Sonreír con la lengua en la zona alveolar.
Actividad: Colocar la lengua y desplazar la mandíbula de derecha a izquierda.
Actividad: El niño aplana la lengua, como si estuviesemos viendo sus amígdalas.
Actividad: El niño saca la lengua, la introduce en el interior de la boca, la saca de nuevo y la vuelve a introducir. El niño repite el ejercicio varias veces, descansando en cada una de las series.
Actividad: El niño saca la lengua hacia la derecha, la mueve hacia la izquierda, de nuevo hacia la derecha y finalmente hacia la izquierda. El niño repite el ejercicio varias veces, descansando en cada una de las series.
Actividad: El niño saca la lengua hacia arriba y después hacia abajo (repite el ejercicio varias veces, descansando en cada una de las series). A continuación mueve la lengua dentro de la boca de arriba abajo del paladar (repite el ejercicio varias veces, descansando en cada una de las series). Y por último saca la lengua de la boca e intentar darle una vuelta completa alrededor de los labios, de derecha a izquierda y de izquierda a derecha (repite el ejercicio varias veces, descansando en cada una de las series).
Actividad: El niño con la boca abierta saca e introduce rápidamente la lengua.
Actividad: El niño hace girar la lengua entre las encías y los labios cerrados.
Actividad: El niño saca la lengua por fuera de los labios como para mojarlos y pasar de derecha a izquierda y al contrario.
Actividad: El niño con la boca abierta como para pronunciar la  “a”, coloca la punta de la lengua en los dientes superiores proyectándola hacia fuera. De igual forma repetir el ejercicio colocando la punta de la lengua en los dientes inferiores.
Actividad: El niño saca la lengua como dirigiéndose para tocar la punta de la nariz.
Actividad: Proyectamos la lengua fuera de la boca, lo más afuera posible, con sus bordes laterales y punta doblados hacia arriba. De tal manera que quede delimitada una cavidad
Actividad: Barremos el interior de la boca con la ayuda de la lengua:
Actividad: Colocamos la punta de la lengua en los alveolos superiores y la vamos llevando hacia atrás, como barriendo y luego hacia delante.
Actividad: Desplazamos la lengua por el interior de las mejillas con diferentes movimientos.
Actividad: Pasamos la lengua por todos los dientes y muelas en sus diferentes partes.
Actividad: Pasamos la lengua por el saco gingival inferior y superior.
Actividad: Apoyamos la punta de la lengua contra el interior de los dientes inferiores y la arqueamos hacia arriba.
Actividad: Presionamos alternativamente una y otra mejilla en el interior de la boca con la punta de la lengua, manteniendo cerrados los labios.
Actividad: Damos lenguetadas a un polo. Sacamos la lengua y realizamos un movimiento ascendente guardando la lengua en la boca.
Actividad: Imitamos el trote del caballo. Castañeamos la lengua contra el paladas, imitando el ruido que hacen los cascos del caballo cuando trota.
Actividad: Adelantamos al máximo los labio y los abrimos y cerramos como los peces. Los dientes permanecen juntos.
Actividad: Abrimos y cerramos la boca enseñando los dientes. Por tanto, con los labios estirados.
Actividad: Desplazamos la lengua de derecha a izquierda, y viceversa, como si chupáramos la solapa de un sobre para cerrarlo.
Actividad: Como se nos ha roto el cepillo, nos limpiamos los dientes don la ayuda de la lengua. Pasamos la lengua por todos los dientes y muelas: de arriba abajo, por dentro y por fuera.
Actividad: Sacamos al máximo la lengua realizando una trayectoria de atrás hacia delante y guardándola en la boca.
Actividad: Enrollamos la lengua desde los lados hacia arriba y hacia dentro, como formando un tubo. En esta posición la lengua sale y entra en la boca.
Actividad: Pasamos la punta de la lengua alrededor de los labios sin parar por todo el contorno de la boca (movimiento circular).
Actividad: Sacamos y metemos alternativamente la lengua a diferentes ritmos. Retorcemos y movilizamos la lengua.
Actividad: Recorremos de izquierda a derecha, y viceversa, el labio superior con la punta de la lengua. Realizamos el mismo movimiento sobre el labio inferior. A distintos ritmos.
Actividad: Estrechamos la punta de la lengua a la par que elevamos ligeramente la misma. El resto de la lengua queda ensanchada.
Actividad: Sacamos la lengua fuera, en su máxima extensión y la dejamos caer.
Actividad: Ensanchamos la lengua lo más que podamos, y a continuación la estrechamos. Vamos alternando.
Actividad: Mover la punta de la lengua a la izquierda y a la derecha repetidamente.
Actividad: Hacer pasar la lengua entre los dientes y entre los labios de izquierda a derecha, en la parte superior y en la inferior.
Actividad: Realizar giros circulares en el interior de la boca, paseando la lengua entre los labios y los dientes, describiendo una circunferencia.
Actividad: Doblar la lengua hacia atrás y con su ápice tocar el velo del paladar.
Actividad: Doblar la punta de la lengua hacia arriba y hacia atrás, manteniéndola sujeta entre los incisivos.
Actividad: Golpear la lengua contra la cara interna de los incisivos.
Actividad: Abrir la boca y tocar con la punta de la lengua, alternativamente el labio superior y el inferior. Repetidas veces.
Actividad: Sacar la lengua lo máximo posible
Actividad: Sacar la lengua lo mínimo posible, asomando sólo la punta entre los labios
Actividad: Abrir la boca, sacar la lengua e introducirla cerrando la boca
Actividad: Abrir la boca y sacar la lengua manteniéndola en posición horizontal
Actividad: Abrir la boca y sacar la lengua llevándola de izquierda a derecha
Actividad: sacar la lengua despacio y meterla deprisa
Actividad: Sacar la lengua deprisa y meterla despacio
Actividad: Abrir la boca, sacar la lengua y llevarla hacia arriba y hacia abajo
Actividad: Sacar una lengua larga y fina
Actividad: Sacar una lengua corta y ancha
Actividad: Pasar la punta de la lengua por el borde de los incisivos superiores, describiendo un arco cada vez mayor que abarque también el borde de los caninos y de los premolares
Actividad: Relamerse el labio superior con la punta de la lengua, de izquierda a derecha y viceversa
Actividad: Relamerse el labio inferior con la punta de la lengua, de izquierda a derecha y viceversa
Actividad: Relamerse los labios con la punta de la lengua en movimientos circulares de izquierda a derecha y viceversa
Actividad: Apoyar la punta de la lengua en la cara interna de las mejillas, golpeándolas alternativamente
Actividad: Tocar con la punta de la lengua los incisivos superiores e inferiores por fuera
Actividad: Tocar con la punta de la lengua los incisivos superiores e inferiores por dentro
Actividad: Hacer movimientos giratorios con la lengua colocada entre los labios y el sistema dentario
Actividad: Tocar el paladar con el dorso de la lengua
Actividad: Tocar con la punta de la lengua los incisivos superiores e inferiores por fuera y por dentro alternativamente
Actividad: Tocar con la punta de la lengua los molares superiores e inferiores a derecha e izquierda alternativamente
Actividad: Tocar con el dorso de la lengua el paladar duro. Pasar de ritmo lento a rápido y viceversa
Actividad: Imitación del sonido de las campanas
Actividad: Imitación de la articulación de la /g/. Imitación de gárgaras
Actividad: Imitación del sonido de una serpiente. Movimientos rápidos de salida y entrada de la lengua, vibrando sobre el labio superior
Actividad: Control y extensión de la lengua. Doblar la lengua sujeta por los incisivos superiores e impulsarla con fuerza hacia afuera
Actividad: Toma de contacto con el paladar. Pasar la punta de la lengua por el centro del paladar de atrás hacia delante y viceversa
Actividad: Doblar los bordes de la lengua hacia adentro, formando un canal longitudinal
Actividad: Doblar la lengua hacia arriba y hacia atrás con  la ayuda de los incisivos superiores
Actividad: Doblar la lengua hacia abajo y hacia atrás con  la ayuda de los incisivos superiores
Actividad: Golpear los alvéolos superiores con la punta de la lengua
Actividad: Producción de fonemas al golpear los alvéolos. Articula rápidamente: la la la la la
Actividad: Con la punta de la lengua dirigida hacia el paladar, iniciar movimientos de choque contra los incisivos superiores, que terminen con la salida de la lengua entre los labios
Actividad: Sacar la lengua lo máximo posible y volverla dentro de la boca en movimientos repetidos a distintos ritmos, según la indicación del reeducador.
Actividad: Sacar la lengua lo mínimo posible, sin abrir la boca, de forma que sólo aparezca la punta entre los labios.
Actividad: Sacar la lengua al máximo y mantenerla inmóvil en posición horizontal.
Actividad: La punta de la lengua se lleva de una comisura labial a la otra, primero lentamente y luego a un ritmo rápido.
Actividad: Se realizará un movimiento vertical de la lengua, subiéndola y bajándola y apoyando su punta en el centro del labio superior y del inferior, respectivamente. Se repetirá este movimiento varias veces, primero a ritmo lento y luego rápido.
Actividad: Movimientos giratorios de la lengua, siguiendo toda la superficie de los labios, primero en un sentido y luego en el contrario. Si se realiza con niños pequeños se les puede decir que vamos a imitar al gato, relamiéndose con la lengua alrededor de la boca, resultándoles más motivador el ejercicio.
Actividad: Movimientos rápidos de salida y entrada de la lengua, vibrando sobre el labio superior.
Actividad: Sujetar la lengua dentro de la boca doblada hacia arriba y mantenida por los incisivos superiores y desde esta postura, impulsarla con fuerza hacia fuera.
Actividad: Sacar la lengua y, por su elasticidad, hacerla ancha de forma que se toque las dos comisuras de la boca y estrecha, en movimientos sucesivos.
Actividad: Sacar la lengua y doblarla juntando sus bordes laterales, formando un canal longitudinal.
Actividad: Con la boca abierta, pasar la punta de la lengua por el borde de los incisivos superiores, describiendo cada vez un arco mayor que abarque también el borde de los caninos y los premolares. Repetirlo después igual pasando la lengua por el borde de los inferiores.
Actividad: Dirigir la lengua a los lados de la boca apoyando la punta en la cara interna de las mejillas sucesivamente. Si se trata de niños pequeños, para motivarlos, se les pide que pongan la lengua como si tuvieran un caramelo en uno u otro lado de la boca.
Actividad: Realizar movimientos verticales de la lengua, tocando con ella la cara posterior de los incisivos superiores e inferiores, primero con la boca abierta y luego repetirlo con ella cerrada.
Actividad: Movimientos verticales, situando la punta de la lengua entre los incisivos y el labio, superior e inferior, sucesivamente.
Actividad: Movimiento giratorio de la lengua, con la punta entre los labios y el sistema dentario. Primero se realiza en un sentido y luego en el contrario.
Actividad: Pasar la punta de la lengua por el centro del paladar, de atrás hacia delante y a la inversa.
Actividad: Pasar la punta de la lengua por los alvéolos superiores e inferiores.
Actividad: Apoyar la punta de la lengua en los alvéolos de los incisivos superiores y, manteniéndola en esta postura, cerrar la boca y tragar saliva, indicando al niño que en el momento de la deglución, la lengua no puede aparecer entre los dientes, sino mantenerse en la postura inicial.
Actividad: Con la punta de la lengua dirigida hacia el paladar, iniciar movimientos de choque contra los incisivos superiores, que terminen con la salida de la lengua entre los labios.
Actividad: Doblar la lengua hacia arriba y hacia atrás, manteniéndola sujeta entre los incisivos. Realizarlo igualmente doblándola hacia abajo y hacia atrás.
Actividad: Golpear rápidamente la cara anterior y posterior de los incisivos superiores con la punta de la lengua.
Actividad: Con la punta de la lengua golpear los alvéolos superiores.
Actividad: Con e dorso o parte posterior de la lengua, tocar el paladar (posición de articulación de los fonemas k, g, j, ch, ñ).
Actividad: cogemos un modelo que es utilizado por el especialista, como una muñeca o una marioneta, para demostrar como se saca y lateraliza la lengua. El niño debe imitar lo que hace el modelo.
Actividad: el niño debe de sacar la lengua todo lo rápido que pueda, simulando que es una rana y va a coger una mosca
Actividad: jugamos a simón dice utilizando los movimientos de la boca. Ejemplo: simón dice que tiene que cerrar la boca fuerte, entonces el niño tendrá que hacerlo.
Actividad: El terapeuta dirá al niño que intente llevar la lengua por el paladar duro de atrás hacia delante.
Actividad: El terapeuta le dirá al niño que saque la legua y la meta en la boca a diferentes velocidades (“hacer burla”).
Actividad: El terapeuta le dirá al niño que saque la lengua  y la meta doblada (“hacer el cucurucho”).
Actividad: El terapeuta le dirá al niño que saque la lengua hacia arriba teniendo la boca muy abierta (“hacer el cucharón”).
Actividad: El terapeuta le dirá al niño que intente morder la lengua doblada. Este ejercicio deberá realizarse sólo si tiene inhibido el reflejo de la lengua.
Actividad: El terapeuta le dirá al niño que recorra con la lengua, con la boca abierta, los dientes superiores e inferiores.
Actividad: El terapeuta le dirá al niño que recorra con la lengua las comisuras de los labios.
Materiales: Gomas de ortodoncia, depresor, caramelo de palo, jalea, leche condensada, yogur, chocolate, plato, migas de pan
 Actividades linguales externas:
Actividad: Sacar y meter la lengua rápidamente.
Actividad: Sacar, meter la lengua y cerrar la boca sucesivamente.
Actividad: Sacar sólo la punta de la lengua.
Actividad: Sacar y morder la punta de la lengua.
Actividad: Sacar la punta de la lengua y soplar.
Actividad: Sacar la punta de la lengua y hacer “pedorretas”.
Actividad: Llevar la lengua de una comisura a otra.
Actividad: Lamer el labio inferior.
Actividad: Lamer el labio superior.
Actividad: Lamer los labios n forma de círculo.
Actividad: Sujetar con la punta de la lengua una gominola, una galleta,…
Actividad: Intentar tocarse la nariz con la punta de la lengua.
Actividad: Intentar tocarse la barbilla con la punta de la lengua.

Actividades linguales internas:
Actividad: Limpiarse los dientes superiores con la lengua.
Actividad: Limpiarse los dientes inferiores con la lengua.
Actividad: Limpiarse los dientes con la lengua en forma de círculo.
Actividad: Pasarse un caramelo a un lado y a otro de la boca.
Actividad: Mover la lengua de una mejilla a otra simulando un caramelo.
Actividad: Hacer cosquillas en el paladar.
Actividad: Enrollar la lengua hacia atrás intentando tocar la úvula.
Actividad: Doblar la lengua hacia atrás y morderla.
Actividad: Doblar la lengua hacia atrás tocando los incisivos superiores y sacarla rápidamente hacia el exterior.
Actividad: Doblar la lengua hacia atrás tocando los incisivos superiores y sacarla rápidamente hacia el exterior y soplando.
Actividad: Chasquear la lengua.

3. PRAXIAS LABIALES
Objetivo: Fomentar la movilidad de los labios.
Actividad: El terapeuta le dará al niño una piruleta para que la sujete con los labios durante cierto tiempo. Se aumentará la duración de este ejercicio un poco cada día.
Actividad: El terapeuta le pedirá al niño que lleve los labios cerrados hacia delante y detrás (“tirar besitos”).
Actividad: El terapeuta le pedirá al niño que se muerda el labio inferior con los dientes superiores, y después al revés.
Actividad: El terapeuta le pedirá al niño que haga vibrar los labios a modo de “pedorretas”.
Actividad: El terapeuta le pedirá al niño que haga vibrar la lengua y los labios (le dirá “eres el motor de un coche”).
Actividad: El terapeuta untará con  miel o mermelada el labio superior del niño para que eleve la lengua y se chupe los labios.
Actividad: El terapeuta le pedirá al niño que intente limpiarse las encías con la lengua, tendiendo los labios cerrados.
Actividad: El terapeuta presionará con la punta de le lengua del niño las mejillas, haciendo como que tiene un caramelo.
Solo se podrán realizar estas actividades en aquellos niños que tengan movimientos activos con la lengua y los labios.
Actividad: Le damos al niño un juguete y le decimos que lo tire. Cuando lo ha tirado decimos << O, Oh >> y hacemos que el niño lo repita varias veces, tanto si él tira el juguete como si lo tiramos nosotros.
Actividad: El terapeuta le dirá al niño que pronuncie el sonido /a/. Se realizará esta actividad mediante juegos de imitación y melodías.
Actividad: El terapeuta le dirá al niño que pronuncie el sonido /o/, /i/, /u/, /e/. Esta actividad hay que realizarla con niños que puedan emitir sonidos, de manera que favorezca la iniciación fonética que contribuirá a hacer los labios más flexibles.
Actividad: Pasando un sonido vocálico a otro, de forma muy marcada y continuada, en un orden decreciente  de mayor a menor abertura bucal: a, o, u, e, i. Esta actividad hay que realizarla con niños que puedan emitir sonidos, de manera que favorezca la iniciación fonética que contribuirá a hacer los labios más flexibles.
Actividad: Articulación de fonemas /a-o-u/ y de /a-e-i/ exagerando el movimiento de los labios. Esta actividad hay que realizarla con niños que puedan emitir sonidos, de manera que favorezca la iniciación fonética que contribuirá a hacer los labios más flexibles.
Actividad: Mientras el niño come nosotros hacemos: <> y hacemos que él lo repita
Actividad: Producir sonidos bilabiales /p/ /m/ /b/ procurando presionar los labios uno contra otro. Esta actividad hay que realizarla con niños que puedan emitir sonidos, de manera que favorezca la iniciación fonética que contribuirá a hacer los labios más flexibles.
Actividad: Realizar rápidos movimientos de unión y separación de labios, articulando /pápápápá/. Esta actividad hay que realizarla con niños que puedan emitir sonidos, de manera que favorezca la iniciación fonética que contribuirá a hacer los labios más flexibles.
Actividad: Dar besitos procurando explosionar los labios. Los besos pueden darse en diferentes direcciones: hacia atrás, hacia la izquierda…
Actividad: Colocar un lápiz sobre el labio superior a modo de bigote.
Actividad: Coger un objeto con los labios e intentar cambiarlo de lugar.
Actividad: Con los labios juntos proyectarlos hacia la nariz como si fuera la trompa de un elefante.
Actividad: Mantener sellado labial mientras por dentro la lengua ejerce una presión contra las mejillas izda y drcha a modo de caramelo.
Actividad: Mantener sellado labial mientras por dentro la lengua ejerce una presión contra la zona superior e inferior de los labios a modo de mico.
Actividad: Mantener sellado labial mientras se llena la boca de agua y se traslada de una mejilla a otra.
Actividad: Inflar mejillas y realizar buches de aire de izquierda a derecha y en círculo.
Actividad: Con los labios proyectados abrir y cerrar.
Actividad: Realizar pellizquitos sobre los labios a modo de masaje para estimularlos.
Actividad: Aspirar con una pajita. Se le puede indicar que mediante este sistema el paciente traslade un papelito de un lado a otro.
Actividad: Hacer pompas de jabón.
Actividad: Hacer vibrar los labios imitando el resoplido de un caballo. Procurar tomar aire por la nariz.
Actividad: Introducir en la boca un botón con un hilo y estirar del hilo hacia fuera, arriba o abajo procurando que sólo trabajen los labios y no otras zonas compensatorias.
Actividad: Atrapar el cabo de un hilo con los labios e ir introduciéndolo en la boca poco a poco procurando que sólo trabajen los labios.
Actividad: Colocar el depresor entre los dientes del niño. El niño debe intentar cerrar la boca.
Actividad: Colocar el depresor entre los dientes del niño. El niño debe realizar besitos procurando explosionar sonoramente los labios.
Actividad: Colocar el depresor contra los labios del niño. El niño hace morritos.
Actividad: Colocar el depresor sosteniéndolo entre los labios del niño y hacer fuerza para evitar que el logopeda lo saque de la boca.
Actividad: Introducir el depresor en la boca del niño ayudándose solo por los labios.
Actividad: Colocar el depresor entre los labios del niño mientras se emiten sonidos bilabiales.
Actividad: Colocar la pantalla en la boca e intentar cerrar y abrir los labios presionándolos con fuerza e intentando conseguir sellado labial.
Actividad: Situar la pantalla en la boca del niño e intentar emitir sonidos bilabiales o frases con abundancia de sonidos bilabiales.
Actividad: El niño alarga el labio superior cubriendo los incisivos superiores.
Actividad: El niño proyecta los labios hacia fuera y volver a la posición inicial finalizando con una sonrisa.
Actividad: El niño esconde los labios como si los fuéramos a succionar.
Actividad: El niño realiza movimientos circulares con los labios.
Actividad: El niño sonríe “de oreja a oreja” procurando en todo momento mantener los labios sellados.
Actividad: Consiste en reproducir el movimiento que se realiza cuando se mastica procurando en todo momento mantener los labios sellados.
Actividad: El niño con la boca abierta intentar bostezar.
Actividad: El niño con la boca abierta hace como si estuvieses mascando chicle, de una manera exagerada.
Actividad: El niño con la boca cerrada intentar bostezar.
Actividad: El niño con la boca cerrada hace como si estuvieses mascando chicle, de una manera exagerada.
Actividad: El niño abre y cierra la boca. La lengua debe estar en reposo, no la debe apretar. La punta debe estar apoyada en la parte inferior de los dientes.
Actividad: El niño abre mucho la boca hasta que ve en el espejo toda su garganta.
Actividad: El niño coloca los labios juntos, separa los labios un poco, los separa un poco más y finalmente los junta de nuevo. El niño repite el ejercicio varias veces.
Actividad: El niño coloca los labios juntos y apretados, los afloja un poco, los aprieta de nuevo y finalmente los afloja. El niño repite el ejercicio varias veces.
Actividad: El niño coloca los labios juntos y apretados, los afloja un poco, separándolos ligeramente y estirándolos hacia los lados. Sigue separándolos poco a poco, coloca los labios en posición de sonrisa amable y los mantiene así durante unos minutos. El niño repite el ejercicio varias veces.
Actividad: El niño con la boca cerrada, aprieta los labios hacia dentro, aprieta uno contra otro con energía, separa rápidamente los labios mostrando los dientes todavía apretados y vuelve a apretar los dientes.
Actividad: El niño hicha las mejillas con los labios cerrados. A continuación hunde las mejillas sin separar los labios pero si los maxilares.
Actividad: colocamos los labios entreabiertos de forma que se vean un poco los dientes. Después los ponemos un poco separados mientras se puede ver la parte inferior de la lengua. Finalmente, el niño debe mirarse en el espejo y comprobar que la lengua se apoya con un poquitín de fuerza en el paladar, casi tocando con el borde de los dientes de arriba. Para conseguir nuestro objetivo, ha de practicar la posición de la lengua durante unos minutos.
Actividad: el niño coloca la punta de la lengua chocando con los dientes de arriba y después saca la lengua con fuerza varias veces. Antes de dar por finalizado el ejercicio, presiona con los dedos su mejilla para que la lengua se doble y toca con la punta los dientes de arriba
Actividad: el niño debe sacar y meter la lengua de la boca, chocando la punta con los dientes de arriba varias veces. Seguidamente, ha de recorrer con la punta de la lengua todo el paladar hasta chocarla con los dientes de arriba (también tiene que repetirlo varias veces)
Actividad: el niño ha de juntar los labios, sacar la lengua, meterla y juntar los labios de nuevo. Este procedimiento tiene que repetirlo varias veces
Actividad:: el niño ha de juntar y separar los labios varias veces. Después, tiene que sacar la lengua hacia la derecha  y hacia la izquierda varias veces y por último, debe sacar la lengua hacia arriba y abajo varias veces
Actividad: el niño ha de colocar los labios entreabiertos para que se vea un poco la lengua. En esa posición, el niño retira la lengua y la vuelve a situar en el mismo sitio, entre los dientes y repite el ejercicio durante unos minutos.
Actividad: el niño ha de juntar los labios, sacar la lengua hacia la izquierda, guardarla y juntar los labios de nuevo
Actividad: el niño debe juntar los labios, sacar la lengua hacia la derecha y después hacia la izquierda, guardarla y juntar los labios de nuevo
Actividad: Nos mordemos el labio inferior con los dientes de arriba repetidamente, con una ligera apertura y cierre de la boca.
Actividad: Estiramos los labios de forma exagerada, sin abrir la boca. Permanecemos unos segundos con esa “sonrisa de payaso”. Volvemos a la posición inicial y lo repetimos varias veces
Actividad: Abultamos el labio inferior introduciendo la lengua en el saco gingival inferior. En esta posición realizamos la apertura y cierre de la boca.
Actividad: Desplazamos los labios cerrados de izquierda a derecha, y viceversa, como si moviéramos un gran bigote.
Actividad: Inflamos los carrillos con aire y luego nos los apretamos con las manos haciendo una explosión rápida unas veces y continua otras.
Actividad: Hinchamos las mejillas con aire y pasamos a mordernos internamente las mismas. Así varias veces.
Actividad: Abrimos y cerramos la boca (apertura media) siguiendo un ritmo, como si comiéramos muchas cucharadas de sopa.
Actividad: Ponemos la cara triste realizando las contracciones faciales pertinentes de forma exagerada. Jugamos a pasar de cara triste a cara normal repetidas veces.
Actividad: Sonreímos enseñando los dientes con la boca semiabierta. Jugamos a pasar de la cara alegre a la cara normal o triste repetidas veces.
Actividad: Abrimos al máximo la boca enseñando los dientes y la cerramos alternativamente.
Actividad: Abrimos la boca ligeramente y estiramos los labios hacia los lados, como si fuera la ranura de un buzón.
Actividad: Nos “mojamos” los labios pasando la lengua por ellos. A continuación juntamos y separamos los labios con suavidad, produciendo un ligero ruido que imita el sonido de las gotas de lluvia cuando caen al suelo.
Actividad: Nos pasamos el dedo índice por el labio superior e inferior y luego apretamos un labio contra otro.
Actividad: Proyectamos los labios hacia delante. En esta posición los desplazamos de izquierda a derecha, y viceversa.
Actividad: Adelantamos los labios produciendo una fuerte oclusión.
Actividad: Desviar, lateralmente, todo lo posible las mandíbulas, manteniendo los labios juntos.
Actividad: Abrir y cerrar los labios cada vez más deprisa, manteniendo los dientes juntos.
Actividad: Morder el labio superior con los dientes inferiores.
Actividad: Morder el labio superior, después el inferior y, finalmente los dos al mismo tiempo.
Actividad: Bajar el labio inferior, apretando bien los dientes.
Actividad: Esconder uno de los labios con el otro.
Actividad: Esconder los dos labios hacia dentro.
Actividad: Acción de apretar los dientes y mover los labios hacia un lado y hacia el otro.
Actividad: Subir los labios con morritos para tocar la nariz.
Actividad: Sin abrir la boca ni llegar a despegar los labios, apretar y aflojar éstos de forma sucesiva.
Actividad: Separar y juntar los labios ligeramente de forma repetida, con la mayor rapidez posible.
Actividad: Sostener una paja exclusivamente con los labios, de forma que, por la fuerza de éstos, la paja se mantenga totalmente horizontal.
Actividad: Sujetar con los labios un tapón de corcho grande, lanzarlo lo más lejos posible con el impulso de los labios.
Actividad: apretar y aflojar los labios sin abrir la boca.
Actividad: El niño hincha las dos mejillas a la vez.
Actividad: El niño hincha alternativamente la mejilla izquierda y la derecha.
Actividad: En alguna ocasión puede ser útil pintar un lado de un color y el otro de otro, o pegar dibujos diferentes en cada mejilla. Posteriormente pedimos al niño que hinche la mejilla pintada.
Actividad:  El niño empuja con la lengua las mejillas en todas las direcciones.
Actividad: El niño hincha las mejillas como si fueran un globo y luego las deshincha poco a poco.
Actividad: Hinchar los carrillos y, al apretarlos con las manos, hacer explosión con los labios
Actividad: Hinchar los carrillos manteniendo el aire en la boca al apretar fuertemente los labios, a pesar de dar golpes para hacer explosión
Actividad: Mantener pasivo el labio inferior y moverlo con los dedos verticalmente
Actividad: Proyectar los labios unidos, llevarlos a la derecha, a la izquierda y sonreír
Actividad: Zumbar los labios, imitando el sonido del avión
Actividad: Coger cosas con los labios y trasladarlas a otro sitio.
Actividad: Con migas de pan, intentar hacer bolitas con los labios.
Actividad: Poner un botón, con un elástico en el centro entre los labios del niño para que lo sujete. Luego tiraremos del elástico, a fin de que el niño haga fuerza con los labios.
Actividad: Sonreír sin abrir la boca y a continuación reír.
Actividad: Proyectar los labios unidos y seguidamente, manteniéndolos unidos, estirar la boca como si fuera a sonreír.
Actividad: Realizar el ejercicio anterior con los labios entreabiertos.
Actividad: Movimiento pasivo del labio inferior, que, relajado, se deja mover por el reeducador con movimientos verticales y horizontales.
Actividad: Pedir al niño que estire los labios a la vez que el terapeuta intenta encogérselos o arrugárselos a la inversa, con el fin de aumentar la fuerza muscular labial.
Actividad: El niño oprime los labios fuertemente uno contra otro en posición simétrica. En esta posición oponer resistencia a que sean abiertos por el dedo del terapeuta.
Actividad: Untar el labio superior con algún dulce que agrade al niño, para obligarle a elevar la lengua y lamer los labios.
Los ejercicios de movilidad dependerán de la dificultad que presente el niño con parálisis cerebral.
Materiales: Lápiz, agua, pajita, pompero, botón, hilo, depresor, pantalla oral, migas de pan, elástico, hielo, piruletas, espejo y miel o mermelada, pinturas y pegatinas.


4. PRAXIAS VELARES

Objetivo: Favorecer la movilidad velar.
Actividad: Consiste en realizar gárgaras para conseguir estimular y localizar la zona velar. Las gárgaras se pueden llevar a cabo utilizando líquido o bien la propia saliva.
Actividad: Consiste en que el niño bostece con el fin de estimular la zona velar.
Actividad: Consiste en que el niño tosa para estimular la zona velar. También permite que el niño interiorice y perciba dicha zona. Es importante que cuando tosa lo haga sin forzar.
Actividad: Emitir sonidos típicamente velares como la /j/ la /k/ y la /g/ combinándolos con vocales o con otros sonidos.
Actividad: Hacer papada empujando la lengua contra la base desde la cavidad bucal.
Actividad: Pronunciar “cacaca…”, varias veces, exagerando la articulación.
Actividad: Emitir ronquidos.
Actividad: Hacer gargarismos.
Actividad: Dejar a la vista la parte posterior de la apertura de la cavidad bucal al abrir la boca, mediante el aplanamiento de la lengua en su parte posterior, sin retroceso de la misma, y la elevación del velo del paladar. En los casos en que se aprecien dificultades, cabe ayudarse de un depresor o, simplemente, de los dedos. A continuación, se dice a los niños que se observen “la campanilla”, en un espejo y que comprueben como sube y baja al decir “aaaa…”.

5. PRAXIAS MANDIBULARES

Objetivo: Favorecer la movilidad mandibular.
Actividad: El niño simula masticar procurando un movimiento vertical.  Comienza por 3 movimientos y progresivamente va aumentando.
Actividad: El niño abre la boca tanto como sea posible: la mandíbula descendida y las comisuras de los labios separados. Ejecuta este movimiento de un solo golpe. A continuación cierra la boca instantáneamente y aprieta los dientes.
Actividad: El niño mueve la mandíbula de izquierda a derecha. Percibir si al realizar el movimiento produce algún dolor.
Actividad: El niño mueve la mandíbula hacia delante y hacia atrás como si fuera un cajón que se abre y se cierra.
Actividad: El niño saca el maxilar inferior hacia delante, hacia la derecha y hacia la izquierda.
Actividad: El niño con la boca en posición de bostezo, abre y cierra sin juntar las mandíbulas.
Actividad: El niño mastica un chicle alternando lados. Mientras mastica, los labios deben permanecer cerrados.
Actividad: El niño mastica con mucha fuerza, a continuación con poca fuerza, muy suavemente.
Actividad: El terapeuta sitúa el depresor en molares del niño y le pide que mastique.
Actividad: Abrimos la boca, con apertura media, y la cerramos doce veces. Y en cada ocasión simulamos que tragamos “la uva”.
Actividad: Abrimos la boca exageradamente, como para dar un gran mordisco a una manzana. Luego simulamos que masticamos y tragamos.
Actividad: Mover la mandíbula inferior lateralmente con ayuda de la mano.
Actividad: Mover la mandíbula inferior lateralmente sin ayuda de la mano.
Actividad: Abrir y cerrar la boca a distintos ritmos y con distinto tamaño de abertura, según se le vaya marcando.
Actividad: Imitar el movimiento del bostezo.
Actividad: Ejercicio de mascar o realizar movimientos similares.
Actividad: Apretar y aflojar los dientes sucesivamente, sin llegar a entreabrir la boca ni dejar la mandíbula totalmente relajada.
Actividad: Abrir y cerrar la boca deprisa.
Actividad: Abrir y cerrar la boca despacio.
Actividad: Abrir la boca despacio y cerrarla deprisa.
Actividad: Abrir la boca deprisa y cerrarla despacio.
Actividad: Hacer muecas.
Actividad: Masticar chicles en distintas posiciones (con las muelas lado derecho, muelas lado izquierdo, dientes).
Actividad:  Realizar globos con chicles.
Actividad: Papel de fumar o similar pegado en la nariz y cayendo hacia la boca, por medio de soplos los elevaremos.
Actividad: Movimientos pasivos de la mandíbula inferior, que, relajada, se deja mover por el terapeuta con movimientos verticales.
Materiales: Chicle, papel de fumar y depresor.


Esta actividad va dirigida especialmente a los niños de Educación Infantil 3 años

Estas son las reglas del juego: si caemos en la “boca”, diremos “de boca a boca y tiro porque me toca”. Si caemos en el reloj estaremos una tirada sin jugar. Y si caemos en la casa, uff, tendremos que volver a la casilla de inicio. Por supuesto, tendremos que imitar el gesto de la casilla donde caiga nuestra ficha.


Fuente: Diversas de la Red: Maestros de audición y lenguaje, Kiddyhouse y terapias de audición.